Ubicado en las estribaciones de Sierra Morena a 700 metros sobre el nivel del mar y siempre amable posada de la legendaria Ruta de la Plata, Monesterio disfruta de uno de los enclaves privilegiados para la más sana curación de nuestros selectos productos.

Con sus veranos calurosos y fríos inviernos, las frondosas dehesas de la Baja Extremadura proporcionan el marco idóneo para la crianza del cerdo ibérico: “nuestra razón de ser” y por ello, nuestra inmejorable ubicación

La utilización de las materias primas de la mejor calidad y una elaboración tradicional, dan como resultado unos productos únicos, que prestigian la marca “El Culebrín”.

El incremento de ganaderos, industriales y clientes en torno a nuestra firma, ha sido imparable, lo que nos ha afamado dentro del amplio mercado. “Jamones y embutidos del Culebrin” es sinónimo de calidad contrastada. Se consolida así la confianza depositada en nuestra industria, lo que supone a la vez, la mejor recompensa al cariño y al trabajo bien hecho de cada día.